viernes, 26 de agosto de 2016

EDUCACIÓN POPULAR


La palabra verdadera es la que transforma el mundo
Paulo Freire y las pedagogías criticas


TEXTO 1:
centroconviven.org/bibliotecas-publicaciones/La_palabra_verdadera.doc


TEXTO 2:
Para una historización de la Educación Popular. Por Jorge Huergo. Educación popular - Cuadro sintético. Primer período (mediados siglo XIX a 1880).


LAS SIETE MIRADAS DE PAULO FREIRE en https://www.youtube.com/watch?v=pmcGbbmBr1I





8 comentarios:

  1. En la medida en que nos hagamos capaces de transformar el mundo, de poner nombre a las cosas, de percibir, de entender, de decidir, de escoger, de valorar, en último término, de eticizar el mundo, nuestro movimiento en él y en la historia envuelve, necesariamente, los sueños por cuya realización luchamos.
    Hortal - Duran

    ResponderEliminar
  2. “Nadie lo conoce todo ni nadie lo desconoce todo; nadie educa a nadie, nadie se educa solo, los hombres se educan entre sí mediados por el mundo” debe leerse como “quien enseña aprende y quien aprende enseña” Paulo Freire.

    ResponderEliminar
  3. La educación por sí misma no cambia el mundo, pero sin ella es imposible hacerlo.

    ResponderEliminar
  4. "No hay cambio sin sueño, como no hay sueño sin esperanza" Paulo Freire.

    ResponderEliminar
  5. Para Freire la educación nunca es neutra. Toda práctica educativa es política, así como la práctica política es educativa.

    ResponderEliminar
  6. Conocer el mundo es un proceso colectivo, práctico que involucra conciencia, sentimiento, deseo, voluntad. Cordioli- Ponce

    ResponderEliminar
  7. hermosa charla la de hoy,gracias a las licenciadas y a nuestras profesoras por enseñarnos tanto!

    ResponderEliminar
  8. “No hay palabra verdadera que no sea una unión inquebrantable entre acción y reflexión y por ende, que no sea praxis. De ahí que decir la palabra verdadera sea transformar el mundo”

    "El diálogo, por tanto, es siempre creador; por un lado, de la realidad transformada; por el otro, de los sujetos que se liberan transformándola. Exige humildad y confianza, dado que “no hay ignorantes absolutos ni sabios absolutos: hay hombres que, en comunicación, buscan ser más”

    ResponderEliminar